Normas

Otras de las normas que se incluyeron permitirán mayor fiscalización.
• Restricción. Nuevamente queda prohibido que los presupuestos de Educación, Salud y Gobernación sean disminuidos.
• Herramientas. Barreda resaltó que los controles en el presupuesto son herramientas que permitirán fiscalizar los aportes que reciben las ONG, ya que con la nueva Ley de Contrataciones deberán rendir información.
• Información. Además, se aprobó publicar datos sobre el manejo de fideicomisos por medio del Ministerio de Finanzas Públicas, donde se establecen más requisitos que deberán cumplir, en caso de no hacerlo se incurre en un delito.
 

Análisis de Carlos González
No aprenden la lección

Los controles son importantes para fiscalizar la ejecución presupuestaria, pero también pueden ser trabas para la ejecución del gasto.
La aprobación de la meta de recaudación refleja que no se aprende de las lecciones en los últimos años, ya que la sugerencia por algunos expertos fue de Q52 mil millones, pues siempre ha habido una sobreestimación de los ingresos tributarios y eso ha generado problemas en el gasto público.
La reducción de la propuesta del presupuesto que envió el Ejecutivo fue mínima, ya que las asignaciones avaladas son pequeñas, pues para Educación el incremento no supera 5%, para la Defensa Nacional fue de 1%, donde se observa una mayor reducción en las Obligaciones del Estado a cargo del Tesoro, donde se contemplan rebajas para el organismo Judicial, el Ministerio Público, la Universidad de San Carlos e instituciones autónomas como el deporte.
 

Entre las acciones que se incluyeron en el presupuesto para 2016 está la prohibición de gastos superfluos con fondos públicos.

Aunque varios analistas les recomendaron a los diputados que revisaran la meta de recaudación tributaria para el año que viene, el presupuesto aprobado contempla ingresos fiscales por Q54 mil 555 millones, ya que consideran que la proyección fiscal esta sobreestimada.

Alejandra Contreras, del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), mencionó que la meta de recaudación programada para el primer año de gobierno del presidente electo será un desafío, por lo que deberá trabajar en el rescate de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), decisión que hizo que los congresistas incluyeran normas presupuestarias para obligar al fisco a publicar su plan de recaudación, control y fiscalización, el convenio de cumplimiento de metas de recaudación.

El informe deberá ser presentado entre el 1 de febrero y el 1 de junio sobre el gasto tributario y los nombres de los beneficiarios de exoneraciones y tratamientos fiscales, incluido en el artículo 54 del Decreto 14-2015, que contempla la Ley de Presupuesto.

Esperamos que el gobierno electo un equipo profesional y con experiencia en administración pública para que tenga claridad en el manejo de recursos”, agregó Contreras.

La analista de Icefi resaltó los controles incluidos a última hora como el artículo 61 de la Ley de Presupuesto, que prohíbe la compra de alimentos y bebidas, combustible para los despachos de los ministros, viceministros, secretarios y subsecretarios del organismo Ejecutivo.

A la vez, se establecieron montos máximos en cada institución de la Administración Central para la contratación de personal en los renglones 021 y 029, personal temporal, viáticos, telefonía y protocolos.

Entre las observaciones que resaltó de la aprobación del presupuesto el analista del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN) Walter Menchú fue la reducción de la contratación de deuda con bonos del Tesoro, lo que ayudará a disminuir el déficit fiscal.

Sin embargo, el entrevistado criticó los más de Q9 mil millones autorizados para financiar el presupuesto, pues la deuda interna es más costosa y cada vez será necesitarán mayores recursos para pagar el servicio de la deuda.

La enmienda que aplaudió Menchú contenía un nuevo artículo donde se establece que todo funcionario que ejecute o contrate deuda por medio de bonos o préstamos, sin la autorización del Congreso, como se menciona en la Constitución, deberá ser perseguido penalmente y eso es para evitar la famosa deuda flotante.

Esas medidas son importantes para crear una cultura de contención de gasto y no pagar gastos que no estén autorizados en el presupuesto general de ingresos y egresos”, agregó Menchú.

El diputado de la Unidad Nacional de la Esperanza Carlos Barreda indicó que la batalla que se perdió el lunes por la noche fue la inclusión de ONG y era preferible incluir otras entidades, ya que se desconocen los objetivos y los beneficios que le ofrecen a la población.

Barreda señaló que haber incluido ese tipo de organizaciones que reciben aportes públicos evidenció el interés que tienen los diputados.