La Unidad de Acción Sindical y Popular movilizó a personas que se plantaron en las entradas del Legislativo para presionar a los diputados.

De manera sorpresiva manifestantes amanecieron a las afueras del Congreso para exigir la aprobación de iniciativas de ley como la nacionalización de la energía eléctrica y la ley de juventud, como también pedían mantener vigente las elecciones generales.

Acción que generó molestias entre las bancadas, ya que en horas de la mañana impidieron el ingreso de los trabajadores del Legislativo y trataron de impedir la entrada de los diputados para que no se le retirara la inmunidad al presidente Otto Pérez.

Ante la situación se presentó el viceministro de Gobernación, Elmer Sosa, e integrantes del movimiento Encadenados por la Libertad, formaron una cadena humana para facilitar el ingreso de los legisladores.