El presidente Otto Pérez quiere evitar ser detenido por la Policía, luego de que el Congreso le retirara la inmunidad el lunes al avalar una investigación de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), que lo coloca como uno de los supuestos cabecillas de una red de defraudación aduanera.

Su abogado, César Calderón, interpuso un memorial ante el Juzgado Primero Penal para que el proceso en contra del mandatario, que conoce el juez de Mayor Riesgo B, Miguel Gálvez, ordene su detención.

“Esta es la única acción legal que se ha presentado hasta el momento”, mencionó Calderón.

El último “as” le fue negado al presidente, luego de que la Corte de Constitucionalidad (CC) le negara dos amparos que pretendían revertir el fallo del Congreso.

El caso

Este martes, 132 de los 158 diputados votaron para retirarle la inmunidad tras ser señalado junto con la exvicepresidenta Roxana Baldetti (renunció al cargo el 8 de mayo por su presunta participación), quien está en prisión desde el 21 de agosto.

La fiscal Thelma Aldana solicitó arraigar al gobernante momentos después de saber la votación calificada de “histórica”, ya que es la primera vez que le retiran la inmunidad a un presidente.