Durante los últimos días el presidente Jimmy Morales se ha mantenido distante con los medios de comunicación. Este jueves reapareció en una actividad pública, luego de haber estado fuera del país durante una semana en la que cumplió una agenda de trabajo en Estados Unidos y en Colombia, para dirigir la primera reunión del gabinete de Desarrollo Rural Integral en el Palacio Nacional de la Cultura.

Al finalizar, se retiró sin brindarle declaraciones a los periodistas.

La última vez que el mandatario ofreció una conferencia de prensa fue el 10 de septiembre cuando se inauguró el aeródromo de Quetzaltenango.

Un día antes de partir a EE. UU. arrerremtió contra la prensa. "Se acabó la fafa, Guatemala ya no puede seguir pagando publicidad, perdónenme, señores, de los medios de comunicación. Si ese es el dolor, perdónenme", aseguró un gobernante enfadado.

Morales tiene algunos temas pendientes que abordar con los medios de comunicación. Por ejemplo, no ha ahondado en el supuesto involucramiento de uno de sus hijos y su hermano en un caso de corrupción en el Registro General de la Propiedad, tampoco se ha referido al estado de Prevención que limitaba garantías constitucionales y que fue anulado luego de haber generado una ola de críticas, ni al cambio de la cúpula de la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad (SAAS) en medio de una denuncia por supuesto espionaje, entre otros asuntos.