“Es una coyuntura difícil", con estas palabras inició una conferencia el presidente Otto Pérez, once días después de que la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y la Fiscalía lo señalara y vinculara como cabecilla de la red de contrabando aduanero denominado “La Línea”.

En Casa Presidencial, el mandatario habló acerca de realizar las elecciones generales el próximo domingo, también recordó sentirse “tranquilo” por la escucha telefónica que fue presentada durante la acusación de la Fiscalía a Roxana Baldetti, quien renunció al cargo de vicepresidenta el 8 de mayo por su vinculación al grupo de contrabando.

“Esa llamada la hice, pero dentro de otro contexto. No estoy imponiendo a ninguna persona en recursos humanos de la SAT", aseguró Pérez.

Es una situación humillante la que me ha tocado vivir, es una situación bien dura, bien difícil. En mi vida pensé enfrentar una situación como esta. Dios sabe por qué hace las cosas y por qué se dan las circunstancias”, se refirió el mandatario al explicar los señalamientos y las manifestaciones multitudinarias que exigen su renuncia, incluyendo los sectores comerciales, empresariales, estudiantiles y las iglesias.

"Entiendo la molestia de los guatemaltecos, pero les pido que hagan una reflexión. Qué bueno que se den las protestas", afirmó.

"La verdadera razón de la falta de recursos es por la corrupción", aseguró.

El mandatario explicó que estuvo a punto de ir al Congreso el sábado y explicar a la Pesquisidora su versión por los señalamientos de corrupción. “Diez minutos antes de la reunión de la pesquisidora del sábado tomé la decisión de no asistir”.

Inocente

"La presunción de inocencia debe prevalecer", agregó el presidente a las constantes preguntas de periodistas por su relación con Salvador González, alias "Eco", líder operativo de la estructura de defraudación, quien está en prisión.

Señalamientos

El presidente también señaló al empresario Dionisio Gutiérrez: "Acá ha habido de todo en este proceso. Hay personas que quieren de vestirse blanco. Todos conocen el caso de Dionisio Gutiérrez", afirma. "Hoy viene a vestirse de blanco", agregó.

El mandatario también les envió un mensaje a las iglesias. "Respeto a la iglesia católica y evangélica. Y lo que les digo es llamar la calma y que se respete el debido proceso, porque de esta manera Guatemala no llegará a ningún lado", mencionó.

Pérez recalcó que no ha tenido alguna reunión con los dirigentes de la agrupación Líder.

En relación al encarcelamiento de Baldetti, afirmó que espera que todo se actúe conforme a derecho.

En relación con Ricardo Sagastume, nuevo ministro de Economía, afirma que "es una muestra de que no hay rencor en mi corazón", dijo.

Al preguntarle por su patrimonio que está en proceso de extinción de dominio mencionó: “No sé”.

Al final, hizo un llamado a seguir con el debido proceso y continuó explicando que "no renunciará".