Capturados


Los miembros de la Junta Directiva del IGSS que fueron detenidos ayer son:

Representantes. El presidente del Banco de Guatemala, Julio Suárez; el delegado del sector de patronos, Max Quirim; el decano de la Facultad de Medicina de la Usac, Jesús Oliva; el representante del Colegio de Médicos y Cirujanos, Erwin Castañeda y la delegada del sector sindical, Julia Amparo Lotán.
 

Helen Mack, de la Fundación Mirna Mack

Análisis

Tenía en su conciencia la situación

El caso con la Droguería Pisa es uno de los tantos negocios de corrupción que se dan en el IGSS, por lo que no es cierto que la Junta Directiva no sea culpable, ya que avaló un contrato que no cumplía con los requisitos para un proceso tan delicado como el tratamiento renal.

Además, la aprobación llevaba una nota de negligencia que iba desde la cabeza, como lo es el presidente del IGSS.

El haberse refugiado en un centro privado se debe a que no confiaba en los hospitales y llevaba en su conciencia la situación complicada en que se encuentra el Seguro Social.
 

Juan de Dios Rodríguez López, presidente del Seguro Social, se declaró inocente ante la prensa. El también exsecretario privado del mandatario Otto Pérez, en el momento de llegar a Tribunales, indicó que como Junta Directiva del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) no hacen negociaciones.

Rodríguez es señalado de fraude y asociación ilícita en la contratación de la Droguería Pisa, empresa que ofrecía tratamientos a pacientes con problemas renales.

Según el hospital Maranatha, donde se internó Rodríguez, padece de ansiedad, diabetes, depresión y reflujo gastroesofágico, por lo que se le solicitó al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) que realizara la evaluación.

Oliver de Ros

Foto:

El miércoles la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) y el Ministerio Público capturaron a 16 personas, entre ellos a los integrantes de la Junta Directiva del Seguro Social y médicos que participaron en la junta de licitación y adjudicación del contrato, donde se presume que hubo una negociación de una comisión de 15% o 16% del contrato de Q116 millones.

Asimismo, en la madrugada de ayer se entregó el subgerente del IGSS, Álvaro Dubón, con el argumento de que no trataba de huir, sino que desconocía la orden de captura