El presidente Otto Pérez aseguró que anuló las negociaciones que realizaban con un banco brasileño para solicitarle un préstamo por Q340 millones para la construcción de una carretera.

Esta decisión llega luego de la polémica que se generó en Brasil por los supuestos actos de corrupción que involucran a Alejandro Sinibaldi, precandidato del PP.

El mandatario aseguró que cuando llega un banco cllo Brasil pone condición que una empresa de esa nación eche a andar la construcción.

"Luego de que saliera a luz esa polémica le pedi a los ministros de Finanzas y Comunicaciones que pararan los trámites. Se anulan los trámites", afirmó.

Añadió que ahora las opciones es el BCIE o el Banco Mundial.