A Dirección Legislativa ingresó el proyecto de ley que prohíbe el uso de celulares o dispositivos móviles mientras se conduce. De acuerdo con el ponente de la iniciativa, José Inés Castillo, de la Unidad Nacional de la Esperanza, las sanciones podrán ser de Q1 mil a Q3 mil, para evitar la distracción de los conductores y resguardar la integridad física de los peatones y pilotos.

De acuerdo con la propuesta, las multas podrán ser impuestas independientemente de la responsabilidad civil o penal en que incurra el conductor por los hechos ocasionados a consecuencia de utilizar teléfonos móviles cuando conducía.

Se propone que sea el Ministerio de Gobernación a través del Departamento de Tránsito de la Dirección General de la Policía Nacional Civil, que vele por el cumplimiento de las disposiciones establecidas en la ley.

En caso de reincidencia de la colocación de multas, se suspenderá la licencia de conducir por seis meses, y si fuese habitual la sanción será cancelar el permiso para conducir.

Las excepciones que contempla el proyecto de ley son cuando el vehículo esté estacionado y no obstaculice el tránsito, cuando se hagan llamadas por emergencia o seguridad y no aplicará para conductores que atiendan situaciones de emergencia.