Luego de que se aprobara en tercera lectura el presupuesto general para el próximo año, el presidente del Congreso, Luis Rabbé, trasladó a los jefes de bloque al menos seis enmiendas presentadas a pocas horas de que finalice el plazo para aprobar dicho proyecto.

Los cambios planteados por los diputados detuvo la discusión del anteproyecto que es de Q70 mil 796 millones, y que fue modificado por la comisión de finanzas del Congreso, ya que el Ejecutivo envió la propuesta por Q72 mil 340 millones.

Entre las primeras modificaciones que se presentaron es que se prohíba contraer deuda pública sin autorización del Legislativo y crear espacios presupuestarios para los programas para la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte.

A la vez, destinar financiamiento para entidades como el Consejo Nacional de Áreas Protegidas, proyectos de la cadena agropecuaria y mayor asignación para la población de mujeres.