La mayoría de trabajadores gozarán de tres días de descanso debido a que el asueto del Día del Ejército que se celebra el 30 de junio se correrá para el viernes 1 de julio, como lo establece la ley que promueve el turismo interno.

Dicha legislación fue aprobada en el 2010, donde se estableció que si un asueto cae martes se adelantará para el lunes anterior o si es miércoles o jueves el descanso se gozará el viernes inmediato, con el objetivo de que los ciudadanos tengan mayor tiempo para hacer turismo local.

Por aparte, los bancos del sistema informaron que la atención al cliente será irregular pues el 1 de julio se celebra el día del empleado bancario.