A pesar de que las expectativas porque se avanzara en la aprobación de varios temas en el Congreso, la ausencia de más de 100 congresistas terminó que en la última sesión del año no se lograra consensos.

Los congresistas fueron convocados a las 10 horas; sin embargo, la sesión inició una hora después con quórum reducido de 47 diputados y conocer el orden del día que contenía cuatro temas.

La razón por la que el Congreso tuvo que sesionar de manera extraordinaria fue por el amparo provisional que otorgó la Corte de Constitucionalidad (CC) a Rodolfo Arturo Franco Castillo para que se eligiera al director del Instituto de la Defensa Pública Penal.

Minutos después de que se aprobó la agenda del día, el presidente en funciones de la comisión permanente, Arístides Crespo, tomó la palabra para levantar la sesión debido a que solo 64 diputados se encontraban en el hemiciclo y no contaban con la asistencia mínima para aprobar varios puntos.

La época no es la mejor para hacer el trabajo legislativo, muchos diputados están fuera del país, por lo que se necesitaba mayoría calificada para ratificar el estado de Calamidad, el cual queda en un impasse y esperamos que no afecte la entrega de las viviendas a las afectados”, mencionó Crespo.

Además, el presidente del Legislativo indicó que cumplieron con el mandato de la CC en incluir en la agenda del día el nombramiento del titular del Instituto, pero debido a la inasistencia no se procedió a la elección.