El jefe y el subjefe de una subestación de Policía Nacional Civil (PNC) de la zona 21 respondieron a una denuncia que indicaba que desconocidos hacían disparos al aire. Cuando llegaron a la dirección fueron recibidos a balazos por pandilleros, hecho que causó la muerte de uno de los policías.

El fallecido fue el subinspector Rigoberto Arana García, de 40 años de edad, quien tenía 17 años de servicio y que había alcanzado el grado de subinspector.

Según el reporte, el ataque armado ocurrió en la manzana 63 Asentamiento Nuevo Amanecer, zona 21. El sobreviviente a las heridas de bala fue el oficial tercero y jefe de la subestación, Eleazar Joel López Pérez, de 37 años de edad.

El ministro de Gobernación, Francisco Rivas, informó que se han individualizado a los responsables del ataque contra los policías de la comisaría 14 y agregó que esperan órdenes de allanamientos para lograr las primeras capturas.