La Policía localizó enterrados a dos hombres que habían sido secuestrados y jamás fueron liberados por una banda denominada “los Topos”.

La búsqueda se realiza en una área montañosa en Osuna, El Rodeo, en Escuintla.