Los agentes de la Policía intensifican los patrullajes cerca de los comercios, los bancos y los cajeros automáticos para evitar los robos y asaltos a los ciudadanos que realizan las compras de ropa, zapatos y alimentos para celebrar las fiestas de fin de año.

Las llamadas al teléfono de emergencia 110 de la institución se incrementaron, aunque no por emergencias sino por llamadas falsas.

El 80 por ciento de llamadas al teléfono de emergencias 110 son falsas y afectan los verdaderos casos”, se refirió Nery Ramos, director de la institución que cuenta con 35 mil 800 uniformados.

Los agentes están desplegados en mercados, estaciones de autobuses y las principales carreteras. “Los descansos están suspendidos para brindar protección y seguridad a la población”, se refirió Ramos.