En una de las calles de Sansare, Jalapa, viven dos hermanos señalados por algunos de sus vecinos de ser los "gallitos" del pueblo. Al estar borrachos amenazan a cualquier persona. Se les acercan y les hacen advertencias como "¿Cuál es tu problema? ¿Qué me mirás? ¿Decime algo pues?".

Los vecinos, cansados de tantas amenazas, han decidido llamar a la Policía. Cuando se acercadon cuatro uniformados, los hermanos Abel, de 30 años y Bryan Ortiz Cruz, de 19, intentaron escapar. Corrieron unos metros hasta que fueron detenidos.

Han sido acusados del delito escandalizar en la vía pública y llevados ante el juzgado de la localidad.

Lee también: