La Policía ha realizado capturas en la sede central del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) y en Escuintla a empleados que "vendían" plazas.

"Son mujeres que están involucradas en cobros por agilización en trámites de contratación de personal en el IGSS", se ha detallado en un comunicado del Ministerio Público (MP).

David Estuardo Luttin Barrera, Ana Elisa Arana Argueta y Brenda María Bonilla García por el delito de lavado de dinero u otros activos y Ana Victoria Pérez García, señalada de cohecho pasivo.

De acuerdo con las pesquisas realizadas por la Fiscalía de Delitos Administrativos, con el apoyo de la Dirección de Instigaciones Criminalísticas del MP, las detenidas forman parte de un grupo de personas que realizaban cobros que iban de mil a Q6 mil, para aspirantes a ocupar plazas en la entidad.

En el caso de Arana Argueta, la Fiscalía estableció que prestó sus cuentas bancarias para  recibir los depósitos.

En tanto, Pérez García quien laboraba en el Seguro Social como encargada del trámite de expedientes, era quien solicitaba a los aspirantes los cobros mencionados para agilizar sus expedientes.

Las órdenes de aprehensión fueron giradas el 30 de diciembre del 2014 por el Juzgado Séptimo de Primera Instancia Penal Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente.

Pérez García ha sido detenida en la sede central del IGSS y los otros tres en Escuintla.

Las autoridades señalan que habrían vendido entre 40 y 50 plazas lo que ha totalizado el monto de: Q250 mil.

Álvaro Dubón, subgerente administrativo de la institución, ha confirmado que los cuatro detenidos ofrecían plazas para trabajar.