La Policía ha realizado un allanamiento y los agentes se sorprenden al localizar 14 pichones de loro.

El cateo ha sucedido en la aldea Campos II, Mariscos, Los Amates, Izabal.

Las aves, que estaban en dos recipientes, serán entregadas a expertos del Consejo Nacional de Áreas Protegidas.