Vecinos de Totonicapan, organizados en los 48 cantones, protestan con bloqueos en contra de la corrupción y solicitan la renuncia del presidente Otto Pérez y la vicepresidenta Roxana Baldetti.

Los bloqueos se realizan desde temprano en la Cumbre de Alaska, kilómetro 170 de la ruta Interamericana; Cuatro Caminos, kilómetro 187.5; y San Francisco El Alto, kilómetro 191.

Los vecinos mantienen bloqueado la circulación de vehículos con piedras. Algunos se cubren el rostro con pasamontañas.

Luis Salish, uno de los dirigentes, informó que un grupo de vecinos entregará una solicitud al presidente del Congreso, Luis Rabbé, por el rechazo a la corrupción.

"Estamos manifestando nuestro repudio total por la corrupción en las aduanas", dijo Lorenzo García.

"No a la corrupción en el gobierno" y "Renuncien Baldetti y Pérez", expresaban algunas pancartas que portan los manifestantes.

Los bloqueos se suman a una serie de manifestaciones masivas realizadas en la capital desde el pasado 16 de abril, cuando se destapó un escándalo de corrupción en el sistema de recaudación de impuestos dirigida por el ahora prófugo Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de Baldetti.

Los ciudadanos indignados insisten en que Pérez y Baldetti estaban al tanto del fraude, que dejó a la estructura ganancias por "montos millonarios" aún sin precisar, según la Fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), una misión avalada por la ONU para sanear el sistema judicial del país.

Por el hecho han sido capturados Omar Franco, jefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), órgano recaudador de impuestos de Guatemala, y su antecesor Carlos Muñoz, junto a una veintena de personas, incluidos otros altos funcionarios de la entidad.

El ministerio de Gobernación ofreció la recompensa de Q100 mil para quien proporcione información de Monzón.

Protesta de 2012

Hace más de dos añós, el 4 de octubre hubo una protesta por el alza a la energía eléctrica en la Cumbre de Alaska protagonizada por pobladores de Totonicapan que terminó en un enfrentamiento con soldados. Seis fallecieron y 38 resultaron heridos de bala. El principal responsable, según la fiscalía fue el coronel Juan Chiroy.