Durante un allanamiento donde se reportó la captura de dos hombres acusados de asesinato en Barberena, Santa Rosa, la Policía Nacional Civil (PNC) logró rescatar un arma de fuego que fue escondida en una letrina.

Una de las pruebas consideradas clave para los investigadores era el arma usada por los presuntos asesinos. De esa cuenta, comenzaron la búsqueda en el inmueble donde se efectuaron las capturas.

La sorpresa se la llevaron los policías al desmantelar una letrina, ya que en fondo del pozo de la misma estaba la escopeta que buscaban.

Los detectives tuvieron que soportar el mal olor y la suciedad para extraer el arma de fuego, que fue embalada como evidencia.