Después de la reunión de gabinete, que encabezó el mandatario Otto Pérez en la Casa Presidencial, Dorval Carías, ministro de Finanzas, informó que uno de los temas que se abordó fue el Presupuesto de Ingresos y Egresos para el próximo año.

“De manera preliminar se estableció un techo presupuestario de Q72 mil 955 millones”, aseguró.  Esta cifra es Q2 mil 355 millones más que el techo de este año, que asciende a Q70 mil 600 millones.

“Estamos hablando de que es el presupuesto de este año más las pérdidas netas del Banco de Guatemala, Q600 millones más para el Ministerio de Educación derivado del escalafón y el ajuste que se realiza cada año por el pago del servicio de la deuda pública. Insisto que es preliminar, espero que esté definido para el fin de semana”, expuso.

Afirmó que las fuentes de financiamiento serán bonos del tesoro y algunos préstamos que “todavía se están definiendo”. Agregó que “posiblemente” el 28 de agosto se entregará dicha propuesta al Congreso.

Al ser consultado sobre la meta de recaudación tributaria, afirmó que se está trabajando en ese punto. “Estamos afinando los números de los ingresos, porque este mes la SAT hizo un buen desempeño de los impuestos internos, pero sigue teniendo problemas en los tributos de las importaciones por los precios del petróleo. Esto nos modifica las expectativas de fin de año, lo cual determina cómo será la proyección para 2016”, explicó Carías.

La Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) presentó hace unos días los datos de recaudación de enero a julio, en los que se evidenció que el agujero fiscal aumentó a Q1 mil 828 millones.

Durante los siete meses de 2015 el fisco recaudó Q30 mil 267.2 millones, pero la programación a principios de año fue de Q32 mil 095.8 millones.

El ente recaudador tenía calculado recolectar en julio Q6 mil 91.1 millones, pero los ingresos netos fueron de Q5 mil 772.6 millones. La disminución se observó en los impuestos al comercio exterior.