Detalles


El plan tiene como objetivo lograr mejoras duraderas en la calidad de vida de los niños y las niñas en situación de vulnerabilidad.
• Trabajo. Capacitarlos para satisfacer sus necesidades básicas.
• Educación. Promoción de los derechos e intereses de los niños y las niñas del mundo.

Tjipke Bergsma, director regional, y Débora Cóbar, directora del país de la institución, conversaron con Publinews acerca de los desafíos que enfrentan los niños y las niñas de Guatemala, como casarse antes de cumplir la mayoría de edad con el consentimiento de sus padres y abandonar sus estudios.

Plan Internacional apoya a las comunidades rurales de Latinoamérica. En Guatemala trabajan con los niños y las niñas para mejorar su salud, incentivarlos a que no abandonen sus estudios y mejorar la nutrición.

¿Cuál es la situación de la niñez en Latinoamérica?
Tjipke Bergsma: Hay algunas preocupaciones, primero es la malnutrición. Un niño, durante los primeros mil días, forma su cerebro y si está malnutrido no se desarrolla bien. Si un país quiere crecer en educación hay que alimentarlo durante los primeros tres años.

¿Qué ha pasado en la campaña de caricaturas en contra del bullying?
TB: Todavía está en Brasil y en Ecuador para denunciar los malos tratos en las escuelas. Queremos levantar esta campaña para vivir y crecer sin miedo.
Es difícil trabajar la salud sexual y reproductiva en las comunidades
Débora Cóbar: El tema de los derechos sexuales y reproductivo es importante por la prevención de abuso, ya que muchos niños y niñas terminan en situaciones muy complicadas. La clave está en la prevención.
 

Existe una iniciativa para elevar la edad para casarse
TB: El gobierno tiene que apoyar en eso. El Congreso tiene que pasar esa ley y aprobarla para que las niñas y los niños no puedan casarse antes de los 18 años, eso va a ayudar mucho porque con esta ley es más fácil hablar con los profesores, con los padres y con las autoridades como los alcaldes.
DC: Esta iniciativa de ley ya tiene dictamen favorable, pero ahora empieza la lucha porque debe ser aprobada por el pleno.
 

¿Qué han hecho en este aspecto?
DC: Se formó la mesa de la niña, un grupo de 13 organizaciones que estamos trabajando por este objetivo. Debemos hacerlo así, es vergonzoso que los jóvenes puedan casarse a los 16 años y las señoritas a los 14. Sabemos que la ley no cambia todo pero nos permite hacer capacitaciones y sensibilizar.


Este año es electoral y habrá ofrecimientos a los ciudadanos
TB: Los políticos siempre hacen sus compromisos y creo que no lo deben hacer porque la gente ya lo sabe y no siempre lo pueden realizar. Deben escuchar a la población e involucrarse. Lograr que los niños puedan participar y escuchen sus sugerencias para que participen.
DC: En ese aspecto nosotros tenemos programas para que los niños y los jóvenes sepan qué es la democracia y hablen de participación, de respeto y de derechos humanos.


¿Qué proyecto están por lanzar?
TB: Lo que está creciendo es la semilla de “Crecer sin miedo”, pero en Ecuador está la campaña “Becas para niñas” que me parece que es importante para involucrar en el desarrollo del país. Es un modelo sencillo y puede ampliarse en la región.