Con un bloqueo al paso vehicular en el extremo del Anillo Periférico cercano al campus central de la Universidad de San Carlos de Guatemala en la zona 12, pilotos de autobuses urbanos de las rutas 203 y 204 exigen a las autoridades protección ante las extorsiones.

Los choferes indicaron que siguen siendo víctimas de quienes les piden dinero a cambio de no asesinarlos. En ocasiones las amenazas se han concretado por ataques armados.

Uno de los casos recientes se registró el 20 de julio, a inmediaciones del Estadio Cementos Progreso, zona 6. La unidad quedó con perforaciones de bala aunque no hubo personas heridas.

Según estimaciones del defensor del usuario del transporte público de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), Edgar Guerra, el año pasado se habrían pagado Q275 millones en extorsiones en el país.
 

La medida de hecho generó complicación en el tránsito vehicular.

Con información de Emisoras Unidas.