Los conductores de buses de Amatitlán denunciaron hoy en la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) el cobro de extorsiones desde hace un año. De acuerdo con los transportistas cada semana deben pagar aproximadamente Q2 mil por unidad. En el municipio 16 empresas prestan el servicio por lo que alrededor de 70 buses pagan en promedio de Q7.3 millones al año.

Los afectados indicaron que los delincuentes entregaron un teléfono donde recibirán el aviso para cancelar el bono 14. Además los afectados indicaron que ya han denunciado en el Ministerio Público donde presentaron copias de las boletas de los depósitos que han realizado en tres bancos del sistema.

Publinews

Foto:

“Estamos pagando para evitar que maten a alguien y permitir que el Ministerio haga su trabajo, pero en un año no hemos visto nada claro”, señalaron.

El encargado de la Defensoría de los Usuarios del Transporte Urbano de la PDH, Edgar Guerra indicó que el negocio de las extorsiones ha crecido en la última década, que en los seis meses del presente año han cobrado la vida de 117 personas entre pilotos y usuarios, lo cual demuestra la capacidad de los delincuentes han superado las capacidades que tiene el Estado.