“Combatir la corrupción”
análisis de Jorge Briz, presidente del Cacif

Independientemente de la renovación que se da en el directorio, los funcionarios deben trabajar con responsabilidad y objetivos, que combatan la corrupción. Además, deben lograr que el sistema en la SAT sea eficiente y no colocar tropiezos en la productividad del país, por lo que se esperan cambios positivos y así eliminar la ineficiencia.
 

Los recién nombrados directores de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) fueron intendentes.

Analistas y empresarios dieron el beneficio de la duda a las nuevas autoridades del ente recaudador, pero mencionan que entre las primeras acciones que debe impulsar el directorio es la actualización de procesos en aduanas y atención a los contribuyentes para la facilitación de pago de impuestos.

Después de 10 meses de que el Ejecutivo recibió el listado con el nombre de los ocho candidatos para el directorio de la SAT, el presidente Jimmy Morales informó de la elección de tres directores titulares y dos suplentes.

Los designados son María Elena Ávila Martínez, Jorge Enrique Dávila Martínez y Carlos Enrique Núñez Álvarez, quienes serán titulares, mientras que Donato Santiago Monzón Villatoro y Francisco Óscar Rolando Zetina Guerra, serán suplentes.

El presidente de Acción Ciudadana, Manfredo Marroquín, mencionó que la administración tributaria necesita dos reformas, una que tiene que ver con la parte legal, que es la que discute en el Congreso, y la segunda tiene que ver con el personal.

No se puede seguir con gente reciclada que no presentó resultados durante su gestión, pues conocieron la SAT cuando no funcionaba bien, la institución ha estado tomada por muchas mafias”, resaltó Marroquín.

Juan Pablo Carrazco, vicepresidente de la Cámara de Comercio Guatemalteco Americana (AmCham), indicó que dicho sector sigue preocupado por lo que sucede en el fisco debido a que los procesos están burocratizados y hace falta eficiencia para atender las importaciones y exportaciones.

A la vez, ven con optimismo la renovación del directorio, por lo que esperan que sean personas tengan la experiencia necesaria y quegeneren la reingeniería y sistematización que se requiere en aduanas con los países vecinos para lograr una integración económica.

Los cambios del directorio son los primeros que se dan después de 18 años de haberse creado la SAT.

Entre las funciones del directorio están velar por el cumplimiento de las metas de recaudación y promover las medidas legales para el mejoramiento de la administración tributaria.

Sin embargo, el director del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales, Jonathan Menkos, enfatizó que se debe eliminar el directorio, ya que la administración tributaria fue constituida en forma disfuncional, pues tiene dos cabezas que son el superintendente y el directorio.

Se debe eliminar porque no abona al éxito de la SAT y ha demostrado inoperancia. En otros países, la SAT no cuenta con esa figura”, puntualizó Menkos.