Debido las dudas sobre la fórmula que aplicó la empresa israelí M. Tarcic Engineering Ltd, en el Lago de Amatitlán y por lo que habría recibido un anticipo del gobierno por Q22.8 millones, la Procuraduría General de la Nación (PGN) accionó para que se embarguen los bienes de la compañía.

La denuncia fue presentada ante el Ministerio Público, informó Marlon Valladares, director ejecutivo de la Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca y del Lago de Amatitlán (Amsa).

El funcionario solicita que se inmovilicen las propiedades y que se congelen las cuentas bancarias de la empresa para que se garantice la devolución de los fondos. Asimismo, Valladares mencionó que se adhirieron como querellante en la denuncia que presentó la PGN.