Proporcionar los datos de una investigación en proceso, el avance del asesinato de dos periodistas, los detalles en los casos judiciales en contra de dos narcotraficantes y hasta el despliegue de las escuchas telefónicas, fueron las pruebas acumuladas durante siete meses para detener a dos abogados y tres empleados del Ministerio Público.

La fiscal general Thelma Aldana recibió en diciembre de 2014 una notificación de la fiscalía de El Salvador acerca de la sospecha porque pudo haber fuga de información en un caso judicial denominado operación Batalla. Este fue el comienzo de la investigación para individualizar al grupo que “colaboraba” con las estructuras criminales.

Detalles

Siete meses duró la investigación de la Fiscalía de Asuntos Internos.

Cuentan con análisis financiero, declaraciones testimoniales y documentos.

Los implicados son acusados de los delitos asociación ilícita, cohecho activo, revelación de información confidencial o reservada, uso de información y revelación de secretos.

“El MP no es ajeno a la corrupción que se da en otras esferas del Estado. La lucha interna es parte de mi responsabilidad”, explicó Aldana.

La titular del Juzgado Quinto Penal, Judith Secaida les explicó el motivo de su detención. Hoy se realiará la audiencia de primera declaración.

El líder de la estructura es el abogado Luis López, quien le solicitaba a su colega Rigoberto Castañón que le “facilitara” información de los casos.

Castañón le pudo ayudar con información privilegiada por medio de su esposa, la empleada de la fiscalía Gladys del Cid. “Era la facilitadora de información de la estructura criminal”, mencionó el fiscal de asuntos internos Estuardo Campo.

También detuvieron a los empleados de la fiscalía Siegred Hienann, quien laboraba en la oficina de análisis criminal y a Carlos Cisneros.

Los casos investigados

Cateos. En abril de 2015 se realizó un operativo en contra de personas implicadas en trata de personas.

Periodistas. El asesinato de dos comunicadores en Mazatenango, Suchitepéquez.

Banda. Detalles del grupo criminal “Los cigarreros” también fue obtenida por el grupo.

Narcotraficante. La investigación que se realizaba en contra del supuesto narco Ovaldino Lorenzana.

“El morado”. El grupo también logró información del narcotraficante Manfredo Cordón.

Del Cid realizó diversas consultas relacionadas a un expediente en reserva de un caso de trata de personas en la que se realizarán allanamientos. “Esto hizo que la vida de los policías estuviera en riesgo”, mencionó Campo.

Cisneros también logró algunas escuchas telefónicas del caso del asesinato de los periodistas Danilo López, corresponsal de “Prensa Libre” y Federico Salazar de “Nuevo Mundo” el 11 de marzo en Mazatenango, Suchitepéquez.

El grupo también facilitó detalles de la investigación al grupo “Los cigarreros”, que fue desbaratado en enero de 2014. El defensor de algunos implicados fue el abogado López.

MP

Foto:

La fiscalía detalló que también hubo fuga de información del proceso en contra del presunto narcotraficante Ovaldino Lorenzana, que está en prisión.

El 20 de mayo de 2015 Del Cid, sin justificación ni autorización realizó consulta del expediente de investigación en donde figura como sindicado Manfredo Cordón alias “el morado”.

Los investigadores realizaron análisis financiero y cuentan con escuchas telefónicas de las negociaciones, entre las que resalta el ofrecimiento de US$1 mil a cambio de información.