“Periodistas contra la violencia” y “No se mata la verdad matando periodistas”, son los mensajes del repudio de los comunicadores frente a la sede de seguridad del país para protestar por el asesinato a balazos de tres compañeros y uno más que resultó herido de bala en Suchitepéquez en dos ataques en cuatro días.

Los comunicadores, muchos vestidos con camisa blanca, se reunieron frente al edificio Gobernación, en el centro histórico, para exigir a las autoridades esclarecer los crímenes y brindar protección al gremio.

Luego emprendieron la marcha pacífica de unos 500 metros hacia el Palacio Nacional de la Cultura, antigua sede de gobierno, para hacer las mismas demandas.

El pasado martes, los periodistas Federico Salazar, de "Radio Nuevo Mundo", y Danilo López, de "Prensa Libre", fueron asesinados a tiros mientras caminaban en la plaza central de la ciudad de Mazatenango, Suchitepéquez. Marvin Túnchez, quien colaboró para Publinews y trabajaba para un canal local resultó herido y permanece en el hospital de la localidad.

El miércoles los comunicadores participaron en un plantón en el mismo lugar como repudio.

Posturas

"Las balas no podrán callarnos" y "Las ideas se combaten con ideas, no matando periodistas. Exigimos justicia", indicaban dos pancartas negras con letras blancas que colocaron los manifestantes en las gradas de ingreso al edificio del Interior.

"La marcha es para pedir que se haga justicia por los crímenes y exigir seguridad para los periodistas en el país, pero en especial para los de la provincia que son más vulnerables" a hechos de violencia, dijolla periodista, Lucía Dubón.

"Esta caminata de repudio obedece a los actos recientes de violencia contra periodistas departamentales", comentó el periodista del Centro Civitas y la revista Sala de Redacción, Miguel González.

González aseguró que el incremento de las agresiones contra periodistas es una tendencia en época electoral, en alusión a las elecciones generales de setiembre próximo en este país centroamericano.

"Si uno revisa estadísticas de los últimos tres procesos electorales, siempre hay un pico porque se disparan las agresiones contra periodistas que provienen de políticos, personajes allegados a ellos, crimen organizado y de población dispersa, entre otros. Los datos son claros", aseguró.

Otro caso

El camarógrafo del noticiero de Intercable, Giovanni Villatoro, de 20 años, fue asesinado a balazos la noche del viernes en Chicacao, Suchitepéquez, con lo que suman tres periodistas asesinados en cuatro días.

"Servicable repudia rotundamente el vil y cobarde asesinato de nuestro amigo, compañero de labores y periodista Guido Armando Villatoro, quien se destacó en el canal 14 (de la localidad) por ser un periodista abnegado a su labor", indicó la empresa en su cuenta Facebook.

Villatoro murió en un hospital local donde fue internado, tras el ataque armado perpetrado por motoristas en marcha en las afueras de la empresa donde trabajaba. El joven camarógrafo recibió los impactos de bala en la espalda, según el reporte de los cuerpos de socorro que atendieron la emergencia.


Capturas
Por el doble crimen las autoridades detuvieron al supuesto sicario, Artemio de Jesús Ramírez Torres, alias "El Barbas", de 29 años, y un sospecho de colaborar al conducir la motocicleta, Sergio Cardona Reyes, de 31.

Los capturados por la muerte del camarógrafo son Danic Roden Petzey y Rigoberto Batz Sojven, detenidos en Mazatenango tras allanamientos. De acuerdo con la Policía Nacional Civil, la muerte de Villatoro Ramos, está relacionada con la extorsión de la que era víctima la compañía que presta servicio de televisión por cable en el municipio de Chicacao, para la que él trabajaba y donde fue asesinado.

Muertes

Según un informe del Centro de Reportes Informativos sobre Guatemala (Cerigua), ente que vela por la protección a los periodistas, entre el 2000 y 2015 se han registrado 27 asesinatos de comunicadores, cuatro de ellos en 2013 y tres en lo que va de este año.

Asimismo, se recordó que en los tres años que lleva en el poder el presidente Otto Pérez, se han perpetrado más de 200 agresiones contra periodistas.