Durante tres semanas, 80 periodistas de todo el mundo (15 de Latinoamérica: Guatemala, Belice, Chile, Colombia, Ecuador, el Salvador, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay y Venezuela), se reunieron en Estados Unidos, invitados por el Departamento de Estado, para participar en el programa Edward R. Murrow, en donde evaluaron la importancia de la libertad de expresión, las nuevas tendencias digitales y los retos diarios de la profesión.

El viaje permitió el intercambio de experiencias sobre las distintas realidades sobre la libertad de prensa de cada país de donde provenían los participantes, desde la situación en Venezuela, pasando por Guatemala hasta Oriente Medio.

En Washington, fueron recibidos por John Kerry, secretario del Departamento Estado; y John Kirby, vocero de esa dependencia. “Mentirle a un periodista es como darle un beso a la muerte”, expuso Kirby, al resaltar la importancia de la prensa dentro de la estructura de un Estado.

Exchanges Photos

Foto:

“Yo solo digo que una prensa libre y abierta, a nuestro juicio, es una base fundamental de la paz y la prosperidad”, expuso Kerry. También enfatizó sobre las nuevas tecnologías. “Gracias a las nuevas tecnologías, el mundo está en contacto 365 días al año. Ya no existen los secretos”, aseguró Kerry.

Otro de los ponentes fue el periodista Bob Woodward, conocido por su investigación del caso Watergate, que derivó con la dimisión del presidente estadounidense Richard Nixon. “A nadie le gusta ser investigado; sin embargo, hay que tener en cuenta que la democracia muere en la oscuridad”, recordó.