El expresidente Otto Pérez y la que fue su vicepresidenta Roxana Baldetti fueron vinculados la semana pasada en un nuevo y escandaloso caso de corrupción donde se señala que desde la campaña política de 2011 lograron captar fondos en una estructura que obtuvo, al menos, Q500 millones.

Ambos, que ya guardan prisión, junto con los más de 27 detenidos, entre ellos el exministro de Cultura y Deportes, Dwight Pezzarossi; la gerente general de Blue Oil, Ana Graciela López; y Rudy Gallardo, exdirector del Registro Nacional de las Personas, por este caso que fue llamado “Cooptación del Estado de Guatemala”, se reunirán este lunes en la Torre de Tribunales para la audiencia de primera declaración.

Dwight Pezzarossi fue ministro de Cultura y Deportes.

Dwight Pezzarossi fue ministro de Cultura y Deportes.

Emisoras Unidas

Foto:

Ante esto, el Organismo Judicial confirmó que se reforzará la seguridad, con el propósito de evitar cualquier incidente que pueda ocurrir debido al alto número de personas que se deben presentar ante el Juzgado de Mayor Riesgo B.

“Esta maquinaria se fraguó desde la campaña electoral de 2007 y se afinó en 2011 para captar fondos”, mencionó la fiscal general Thelma Aldana, que manifestó su “tristeza y frustración” porque “se cobraban comisiones en contraste con la realidad guatemalteca de niños con desnutrición”.

Iván Velásquez, titular de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), explicó que se determinó que existían tres modalidades de lavado de dinero “una de las televisoras; dos: empresas constructoras; y tres: simulación del reporte de dinero al Tribunal Supremo Electoral”.

Oliver de Ros

Foto:

“El Estado se convierte en una feria, un negocio que cualquier actividad produce lucro para quienes estaban llamados a actuar por los intereses generales del pueblo”, añadió Velásquez.

Aldana explicó que las empresas Radio y Televisión Nacional, S. A. (Canal 3), Televisiete, S. A. (Canal 7), pudieron haber pagado a empresas de cartón servicios ficticios para financiar la campaña del PP por Q17.5 millones con el objetivo de obtener contratos por más de Q200 millones. También mencionó el aporte de dos bancos del sistema con dinero sin declarar.

Alba Elvira Lorenzana Cardona, esposa del dueño de los canales de televisión Ángel González, encabeza la lista de las personas que tienen orden de captura internacional, que asciende a siete.