El presidente, Otto Pérez Molina, solicitó a la Corte de Constitucionalidad un amparo con el cual pretende protegerse de la decisión de la Corte Suprema de Justicia de iniciar un trámite para el retiro de su inmunidad como mandatario.

En el documento asegura que la acción de la Corte Suprema de tramitar la solicitud para retirarle la inmunidad se habría hecho sin un "profundo y verdadero análisis jurídico".

El abogado Edgar José Elías, representante del Presidente, reclama que el antejuicio se habría hecho de manera "precipitada sin mayor razonamiento jurídico o motivación en su resolución... Lo anterior en evidente vilipendio de la garantía de antejuicio que goza el dignatario de la nación", dice el documento.

Esta mañana, el mandatario dijo que no tiene ninguna responsabilidad en las acusaciones en su contra por denuncias de corrupción que han dado pie a que se tramite el retiro de su inmunidad como mandatario y afirmó que queda a la espera del debido proceso.

"No tengo ninguna responsabilidad, me puedo sentir tranquilo que no he cometido ningún hecho delictivo en relación a estas situaciones", señaló en conferencia de prensa.

El Congreso ha programado para el viernes una sesión para elegir entre los 158 diputados al Congreso, 5 legisladores que integraran la comisión pesquisidora que entregara un informe al pleno donde recomendaran retirar o no la inmunidad al mandatario.

La Corte basó su decisión en la denuncia presentada por el diputado de izquierda Amílcar Pop, que acusa al mandatario de estar vinculado con dos escándalos de corrupción: el primero por la defraudación aduanera por millones de dólares al fisco guatemalteco, de la cual no se ha suministrado el monto, y el segundo por un fraude al seguro social por 15 millones de dólares.