Pérez le respondió a las miles de voces que se unieron el sábado 16 de mayo para pedir su renuncia. "Cambiar a una persona no soluciona el problema de la corrupción. Mi cargo lo entrego el 14 de enero, seguiré trabajando", aseveró.

Añadió que está consciente del clamor popular. "Tomo en cuenta esas peticiones, pero yo voy a cumplir el mandato constitucional que establecen las leyes del país. Hay sectores inconformes y los entiendo, pero estuve de visita en el interior donde nos apoyan", reiteró.

“Para el cambio se necesita realizar una serie de reformas a varias leyes en el Legislativo, si el sistema no se refunda, no tiene viabilidad, si no hay reformas de fondo, no habrá cambios completos”, agregó el funcionario.

El sábado pasado aproximadamente 60 mil personas se congregaron en la Plaza de la Constitución en la manifestación denominada #RenunciaYa, en la que, además de pedir la renuncia de Pérez, exigieron una lucha frontal contra la corrupción, después del reciente caso de defraudación aduanera en la SAT, que alcanzó a altos funcionarios de esa institución y al exsecretario privado de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, Juan Carlos Monzón.