Esta mañana el presidente Otto Pérez se reunió con autoridades de la embajada de los Estados Unidos en Guatemala.

El mandatario informó que el país norteamericano contribuirá con pruebas de polígrafo a funcionarios que trabajan en la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), para certificar confiabilidad.

Al ser consultado si él mismo se sometería a estas pruebas de confiabilidad, Pérez aseguró que "no tiene nada que esconder".

Además, señaló que estas pruebas se pudieran extender a otras dependencias del Estado. 

Por su parte, Todd Robinson, embajador estadounidense, aseguró el rol del gobierno de Estados Unidos es trabajar con Guatemala y contribuir a mejorar. Tras ser preguntado por la remoción de visa a algunos funcionarios y exfuncionarios, reiteró que esa información no es de dominio público y que no señalarán nombres.