En el Centro de Atención Médica Integral para Pensionados (Camip), ubicado en la zona 12, un grupo de personas hicieron una fila y se tomaron de las manos, impidiendo el paso de vehículos, para demandar acción de las autoridades por la falta de medicinas.

Se trata de pensionados del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) quienes denunciaron que tiene recetas desde año pero en la farmacia les siguen diciendo que hay medicina en existencia.

Hace aproximadamente un mes la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) hizo una verificación de las denuncias, donde se constató que además de la falta de medicamentos hay problemas en el espacio entre una cita y otra.

“No hay medicinas y hacen falta muchas, sobre todo las que son de urgencia ya que si no la toman puede pasar algo fatal” dijo este lunes Imelda Marroquín, una de las pensionadas afectadas.

Con información de Emisoras Unidas.