La Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) resolvió hoy que el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) viola el derecho a la salud y vida de sus afiliados que requieren el servicio de diálisis peritoneal.

Las razones que menciona la Procuraduría es que la Junta Directiva del Seguro Social por falta de interés desde que adjudicó el contrato atendiendo al precio y no a la capacidad, calidad, experiencia e infraestructura de la empresa en relación a los estándares internacionales y no prever un procedimiento adecuado.

También indica que la Droguería Pisa de Guatemala no cuenta con la capacidad ni experiencia para brindar el tratamiento de diálisis peritoneal ni contar con las instalaciones adecuadas.

Enfermos renales del IGSS protestaron frente al Ministerio Público y a la PDH para exigir que se investiguen la muerte de pacientes, por lo que Acción Ciudadana y la Directiva de pacientes con problemas renales denunciaron ante el Ministerio Público al IGSS y a Pisa.

Por aparte, el sindicato de trabajadores del IGSS solicitaron una reunión con el jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) para averiguar anomalías de corrupción.