Ante la problemática que ha generado la nueva restricción de circulación de la comuna capitalina al transporte pesado, el procurador de los Derechos Humanos, Jorge De León Duque, instó al organismo Ejecutivo y a la municipalidad encontrar una solución de fondo al tránsito, porque dichas medidas afectan a la población.

El magistrado de conciencia pide que se depongan las medidas ilícitas en aduanas y en diferentes carreteras, para que los pilotos puedan circular sin amenazas.

Aunque anoche el presidente Jimmy Morales se reunió con representantes de transportistas en Casa Presidencial, para buscar solución los pilotos mencionaron que continuarán con las medidas hasta que el alcalde Álvaro Arzú los atienda.

Sin embargo, el vocero de la comuna indicó que no existe una mesa de diálogo, por lo que complica las decisiones del actuar de los conductores del transporte pesado.

Empresarios han señalado pérdidas por los bloqueos en aduanas para el envío y movilización de mercadería.