Mientras se efectuaban las capturas de varios empresarios sindicados de haber sido beneficiados con la estructura de defraudación aduanera denominada La Línea, el jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), Iván Velásquez, expuso ante los países donantes en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el trabajo que la oficina que dirige ha realizado.

Velásquez viajó el lunes a Nueva York con los miembros de la Coordinadora para la Modernización del Sector Justicia y el canciller Carlos Raúl Morales para justificar la solicitud de la prórroga de dos años del mandato de la CICIG.

En la junta de esta mañana estuvieron los delegados de Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, El Salvador, Unión Europea, Finlandia, Alemania, Italia, México, España, Suecia, Suiza, Reino Unido, EE. UU., Japón, Francia, Noruega, Costa Rica, Honduras.

El martes, esa instancia conformada por Josué Baquiax; jefe de la CSJ; Thelma Aldana, fiscal general; Eunice Medizábal, ministra de Gobernación; y Remberto Ruiz, director Instituto de la Defensa Pública Penal, se reunió con el Departamento de Asuntos Políticos de la ONU.

Durante ese encuentro se acordó que durante esta etapa de la CICIG (dos años) se realice una transferencia de capacidades al Ministerio Público y al resto de instituciones del sector de justicia.