Durante el rezo del Ángelus mariano, el Papa Francisco manifestó su solidaridad con las víctimas de los deslizamientos que se produjeron en la aldea El Cambray II, municipio de Santa Catarina Pinula.

"Permanezco cercano a las poblaciones duramente afectadas y (les traslado) mi solidaridad", dijo Francisco este domingo ante cientos de fieles y turistas que se congregaron en la plaza de San Pedro.

El derrumbre soterró 125 viviendas, y hasta el momento han localizado a 85 personas sin vida y más de 350 personas desaparecidas.

Dos días después de la considerada como mayor catástrofe nacional de este año descartan hallar a más sobrevivientes