Involucrarse en casos de corrupción les está pasando la factura al expresidente Otto Pérez Molina y a la ex vicemandataria Roxana Baldetti. Durante los últimos meses han perdido algunos de sus bienes, ya que han pasado a manos de la Secretaría Nacional de Administración de Bienes en Extinción de Dominio (Senabed).

Este jueves, el Ministerio Público (MP) informó que la Unidad de Extinción de Dominio materializó la medida cautelar de una casa de playa, que abarca dos fincas, en El Garitón, Taxisco, Santa Rosa, a nombre de Construcciones y Caminos, S. A. y vinculada con Pérez Molina.

De acuerdo con la investigación preliminar, este inmueble habría sido adquirido en el 2013, producto de “la cooperacha” que reunieron los exministros: Manuel López Ambrocio, de la Defensa; Alejandro Sinibaldi, de Comunicaciones; Erick Archila, de Energía y Minas; Mauricio López Bonilla, de Gobernación y Juan De Dios Rodríguez, expresidente del IGSS.

MP

Foto:

La residencia está ubicada en dos fincas registradas con el número 7866, folio 366 y libro 56E y finca 415, folio 415 del libro 101E, ambas tienen un costo aproximado de Q7 millones.

Otros bienes

El 14 julio la Unidad de Extinción de Dominio materializó la medida cautelar con la entrega de tres bienes vinculados al expresidente. La diligencia fue realizada en la aldea Fronteras, Río Dulce, Livingston, en Izabal. Consisten en una lancha marca Trhopy, color blanco; una lancha Sea Ray, color blanco, y un Dingui, marca Apex.

Medida cautelar en Zaragoza

El 27 de junio , los fiscales del MP le entregaron a la Senabed una finca que se ubica en el municipio de Zaragoza, Chimaltenango, vinculado a Pérez Molina. Según la investigación, el inmueble consta de 16.79 hectáreas y está a nombre de la empresa Vista Servicios Electrónicos, S A. Se localizaron caballerizas, un helipuerto y grandes extensiones de cultivos de aguacate.