Detalles

Testimonio de doméstica fue clave en la investigación.

• Testigo. Petrona Say declaró en anticipo de prueba que escuchó gritos de Siekavizza y estimó que “estaba muerta”.

• Golpes. “Si mi mamá está muerta es por los golpes que le daba mi papá”, fue el relato de uno de los hijos de la pareja aportados por la fiscalía.

Análisis

No es una sentencia

No se puede decir que existe una sentencia, donde se va a resolver el caso será en el juicio. Existió el análisis de los indicios a los cuales el juez le dio valor probatorio. A pesar que Siekavizza sigue desaparecida la prueba de luminol fue clave porque hay indicios una posible muerte. En Estados Unidos han condenado casos similares.

 

Lizandro Acuña

Abogado e investigador de Ipnusac

Luego de cuatro años y cuatro meses de investigación, Roberto Barreda enfrentará juicio por la desaparición de su esposa Cristina Siekavizza que ocurrió en 2011.

Miguel Gálvez, titular del Juzgado de Mayor Riesgo B explicó durante más de tres horas que “existieron indicios de violencia doméstica” lo que pudo llevar a la muerte de Siekavizza.

“Sus actos lo vinculan al delito de feminicidio, usted es el principal sospechoso”, mencionó Gálvez en una de las salas de la Torre de Tribunales que lució abarrotada de integrantes de la Fundación Sobrevivientes, querellante en el proceso. También enfrentará juicio por maltrato contra personas menores de edad y amenazas.

“Me llama la atención que no sea el esposo el que presentara la denuncia de desaparición y salió del país luego se identificó con documentos falsos”.

Su mamá, Ofelia de León, expresidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) también se sentará en el banquillo de los acusados por haber amenazado a la empleada doméstica de la pareja Petrona Say.

Gálvez rechazó la petición de Barreda que pretendía retirar del proceso a la Fundación Sobrevivientes, quienes son querellantes.