La jueza de la Niñez, Verónica Galicia, ordenó el cierre temporal del área de adolescentes que no pertenecen a grupos disociales o paisas, del Centro de Privación de Libertad para Varones, Etapa Dos, en la zona 13 capitalina.

En dicho plazo, la Secretaría de Bienestar Social (SBS) deberá realizar cambios para que se cumplan los requisitos de lugares para atender a los privados.

La juzgadora también da un plazo de tres meses para que la SBS ubique a los adolescentes en otros correccionales que garantice la vida.

Asimismo, se ordena que en el mismo plazo se contrate personal para que brinden terapias y orientaciones para la reinserción social.

Galicia calificó la decisión como la más importante de su carrera, por lo que espera que haya voluntad política   para que se cumpla la orden que dio a conocer en la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH).

El procurador, Jorge De León, junto con Galicia presentaron un informe sobre supervisión a los centros juveniles de privación que ha realizado el Ministerio Público, el organismo Judicial y la PDH.