Guatemala sigue sin tener vicepresidente. El Congreso aplazó la elección del sustituto de Roxana Baldetti, debido a que el mandatario Otto Pérez cambió a uno de los integrantes de la terna por un posible error constitucional.

El diputado del Partido Patriota (PP), Oliverio García Rodas, ingresó al listado en lugar del ministro de Trabajo, Carlos Contreras. Con ello, los otros dos candidatos siguen siendo Adela de Torrebiarte, comisionada presidencial para la Reforma Policial, y Adrián Zapata, secretario ejecutivo del Gabinete de Desarrollo Social.  

Jorge Ortega, vocero de la Presidencia, explicó que el cambio obedece a la polémica que se generó por la postulación de Contreras. Expertos y analistas afirmaron que hay un error constitucional debido a que el inciso “d” del artículo 186 de la Constitución consigna que “No podrán optar a los cargos de Presidente o Vicepresidente de la República el que hubiese sido ministro de Estado, durante cualquier tiempo en los seis meses anteriores a la elección”.

“Debido a la controversia que se generó y para evitar atrasos y obstáculos al proceso, el mandatario Otto Pérez se comunicó con el jefe del Legislativo, Luis Rabbé, para informarle cambiaría a Contreras por García”, explicó Ortega.

Ante este cambio, durante la plenaria de este martes la junta directiva decidió aplazar la discusión y convocar a plenaria el miércoles 13 de mayo, con el propósito de que los distintos bloques estudien la propuesta.

“La terna no satisface el clamor popular. Todos son allegados al presidente Otto Pérez y hay inconformidad”, afirmó Carlos Barreda, de la Unidad Nacional de la Esperanza.

“Los patriotas sabemos que los tres vienen de una propuesta del Ejecutivo. Esto quiere decir que el Presidente se siente bien con cualquiera que sea electo”, explicó Valentín Gramajo, diputado del PP.

“Pedimos más tiempo para analizar los tres candidato. Es una responsabilidad muy grande la que tenemos es nuestras manos”, añadió Carlos Fión, de Creo.

¿Estrategia?

Extraoficialmente se conoció que el cambio es estratégico, debido a que si García es electo su curul sería ocupado por Daniela Beltranena, quien fungió como secretaria de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti y, al ser nombrada, obtenería inmunidad.