“Las mujeres eran vigiladas por un tratante que les pedía dinero tres veces al día”. Mynor Pinto, fiscal del Ministerio Público
 

La Procuraduría General de la Nación y el Ministerio Público realizaron tres allanamientos en la capital.

El operativo “Angelitos dormidos” que llevó a cabo la Fiscalía contra la Trata de Personas rescató 25 niños en las zonas 1 y 8 de la capital. El propósito de la investigación era detener a las personas señaladas de explotación laboral de los menores de edad, donde fue capturado Edgar Giovani Canuz, de 27 años.

Los allanamientos fueron autorizados por el juzgado de turno de feminicio y otras formas de violencia contra la mujer, explotación sexual, violencia y trata de personas.

Los niños rescatados quedaron en protección de la Procuraduría, ya que eran obligados a pedir limosna en las calles.

Las autoridades identificaron que entre las personas que mendigaban había un menor hondureño y dos adultos centroamericanos, quienes fueron enviados a Migración para solventar su estatus legal.

El fiscal Mynor Pinto aseguró que después de 29 días de investigación se logró rescatar a los menores obligados a pedir limosna.

La forma de operar de esa organización era vigilar a las mujeres con niños dormidos, a quienes les pedían el dinero tres veces al día, pues los tratantes mantienen vigilancia a cada persona que realizaba la actividad”, agregó Pinto.

En mayo fueron rescatados 56 niños que eran obligados a mendigar en el mercado La Terminal.

En septiembre se rescató a más de 50 menores que eran obligados a pedir dinero en las zonas 4, 9 y 12.