Durante una actividad en Huehuetenango en la que se graduaron 560 agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), el presidente Otto Pérez afirmó que, con el propósito de evitar que se sature la línea del 110, se analiza el cobro de las llamadas que sean falsas.

“Hay varias propuestas y una es que se cobrarán las que sean falsas, se tratará de rastrearlas y si se identifica el número se deberá pagar. Por eso, le hago un llamado a la población para evitar este tipo de bromas”, añadió el gobernante.

Pérez añadió que cada día la PNC recibe 70 mil llamadas al 110, pero muchas de estas son falsas. "Yo les pido a los guatemaltecos evitar este tipo de burlas para que no se sature la línea y la respuesta de las furezas de seguridad sea más efectiva", afirmó.