12
años tiene Ángel Escalante. Estudia sexto de primaria y le gusta dibujar.
 

Ángel Escalante cumplió tres días en el área de cuidados intermedios en el Hospital General San Juan de Dios luego de que pandilleros lo lanzaran de un puente por negarse a dispararle a un conductor de bus.

Los médicos lo mantienen sedado y le han inducido un coma para que inicie su recuperación. Tiene trauma de cráneo y fracturas en la pierna izquierda y la clavícula.

Su evolución es crítica”, explicó el doctor Luis Moya, jefe de pediatría del centro hospitalario.

El jueves por la tarde fue rescatado del fondo del puente Belice luego de que desconocidos lo lanzaran por negarse a disparar contra un piloto de bus urbano.