El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, se reunió hoy con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, quien reafirmó la amistad entre los dos países y aseguró que prueba de ello es que "en casi cada ciudad de Israel hay una 'calle Guatemala'". 

El jefe del Ejecutivo israelí señaló que está "orgulloso de que Israel sea la primera visita (de Morales) fuera de las Américas como presidente", algo que, a su entender, "refleja la amistad" entre los dos países. 

En su callejero, aseguró, Israel "recuerda la amistad con Guatemala y la amistad y el liderazgo de su embajador de la ONU en la decisión de la Resolución de Partición", en 1947, en la que la nación centroamericana votó a favor y que dio lugar al nacimiento un año más tarde del Estado de Israel. 

En las conversaciones entre ambos destacaron los temas de cooperación bilateral en materia de agua, agricultura, tecnología, medicina, turismo e inteligencia, en las que Israel se ofreció a apoyar al Gobierno guatemalteco. 

La amistad entre ambos países forma parte de un marco más amplio en el que Israel "tiene interés en entrar por la puerta grande en América Latina", una región "que siempre ha sido amistosa con Israel" pero cuyas relaciones aún pueden mejorar mucho, señaló el dirigente israelí. 

Morales invitó a Netanyahu a visitar su país, algo que este aseguró que podría hacer quizás el próximo año. 

El presidente de Guatemala expuso al jefe del Gobierno israelí los problemas de déficit de agua a que se enfrenta su país, que desea importar tecnología y conocimiento en materia de gestión y uso eficiente del agua. 

"Nuestra población es joven y, si continúa por el camino correcto con educación y ayuda y con una gestión correcta de sus recursos, estoy seguro de que veremos un cambio significativo muy pronto", señaló. 

Morales añadió que su país "está a favor de construir la paz en todo el mundo y especialmente en este bello lugar que tiene una historia tan antigua, como hemos visto en la oficina con el Sello del Rey, en el que aparece el nombre de Netanyahu". 

"Dios le bendiga a usted, es un gran placer estar aquí en Israel", señaló. 

Morales aterrizó el domingo en Israel e inició ayer lunes la agenda oficial de un viaje que finalizará esta tarde y que incluyó encuentros con las principales autoridades, entre ellas su homólogo israelí, Reuvén Rivlin, que le agasajó anoche con una cena de Estado. 

Además, participó ayer en un seminario económico y acudió hoy a la Universidad Hebrea de Jerusalén, que le concedió el título de doctor Honoris Causa.