Tras cinco días de audiencia, el Juzgado Sexto de Primera Instancia Penal ligó a proceso penal a 11 señalados por el caso de corrupción en el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS).

Los "Negociadores de la Salud" serán juzgados por los delitos de Asociación Ilícita, Tráfico de Influencias, Cohecho pasivo y Activo.

Entre los implicados se encuentran Alejandro Toledo y Pedro Muralles, sindicados de liderar dicha organización junto al prófugo de la justicia, Gustavo Alejos Cámbara.

Elmer Sosa, viceministro de Gobernación, señaló que en los próximos días se imprimirán cuatro mil afiches con el rostro de Alejos y que se ofrecerán Q100 mil de recompensa.

Según el Ministerio Público, existía una red que proveía contratos abiertos a empresas farmacéuticas para el abastecimiento de medicamentos al IGSS, donde se recetaba a los afiliados ciertas marcas priorizadas.

Con información de Emisoras Unidas