“Tomando en cuenta nuestra política de desechos sólidos que hemos compartido con todas las comunas, uno de los casos, y muy serios, es el del vertedero de la zona 3. Le hemos pedido a la Municipalidad de Guatemala que en seis meses, a partir del 21 de mayo, se presente un plan técnico del cierre del lugar, que ha causado problemas a vecinos con olores fétidos como accidentes a personas que trabajan en ese lugar”, ha afirmado en reiteradas ocasiones Sydney Samuels, titular del MARN.

Hace unos días, Carlos Sandoval, vocero de la Muniguate, sostuvo que esa cartera debía indicarles el punto del traslado.

Ante esto, el titular del MARN reiteró que es responsabilidad, según el Código Municipal, de la comuna capitalina encontrar el nuevo lugar. “Nosotros no somos ejecutores, sino rectores. Claro, podemos acompañarlos en la toma de decisiones en cuanto a las alternativas que nos planteen”, explicó Samuels.

Consultado sobre esto, Saldoval aseguró que en el área de la Ciudad de Guatemala “puede ser” que se tenga que sugerir un lugar; sin embargo, afirmó que los nueve municipios que también trasladan al vertedero sus desechos deberán hacer propuestas.

“Cuando se tengan las diez propuestas de vertederos en el departamento de Guatemala se podrá avanzar, ya que sobre esos municipios no tenemos jurisdicción”, añadió Sandoval.

De no encontrar algún sitio, Samuels afirmó que hay alternativas como un mejor manejo de reciclaje y la conversión en energía.

“Ellos deben mostrar más voluntad de querer resolver un problema evidente de hace muchos años y no encerrarse en su punto de vista de que reciben la basura de nueve municipios o de que no tiene lugar para el traslado”, expuso.

El ministro mencionó que en dicho programa también se debe contemplar qué se hará con las personas que trabajan en ese lugar. “No queremos convertir está decisión en un problema social que se puede agravar”, aseguró.