La mañana del 7 de septiembre de 2016 el doctor Erwin Raúl Castañeda Pineda, de 61 años no salió a correr en la cancha de futbol en la cárcel militar Mariscal Zavala. “Hoy no, gracias 'Chusito'”, le murmuró a su amigo y colega Jesús Oliva, con quien compartía una litera en el sector 1.

Durante el día conversó con algunos reos. Estuvo tranquilo. Se lo pudo ver sentado y rezando un Padre Nuestro hincado. “Lo noté cabizbajo y hasta un poco triste”, recuerda Oliva al conversar con Publinews acerca de los últimos momentos de Castañeda.

La Fiscalía investiga la muerte de Castañeda. Un reporte preliminar detalló que pudo haber ingerido alcohol combinado con cuatro medicamentos, entre estos Diazepam, usado para tratar estados de ansiedad y problemas para dormir.

En su cama

Los médicos Arturo Castellanos y Jesús Oliva contaron los últimos momentos del doctor Erwin Castañeda.

Los médicos Arturo Castellanos y Jesús Oliva contaron los últimos momentos del doctor Erwin Castañeda.

Kenneth Monzón

Foto:

Poco después del almuerzo, otro de los procesados en el caso de la negociación anómala de servicios de diálisis peritoneal al Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS), el doctor Arturo Castellanos acompañó a sus familiares hasta la puerta del penal porque había finalizado la visita.

Escuché los gritos de varios guardias y otros procesados que me llamaban”, explicó Castellanos. En la cama donde se sentaba a leer la Biblia estaba boca abajo con los brazos cruzados en el pecho el médico Castañeda. La urgencia era para que prestara los primeros auxilios.

El primero que notó que ya no respondía fue el exalcalde de La Antigua Guatemala Adolfo Vivar (en prisión por desvío de fondos de la comuna), quien gritó: “¡Algo le pasa al doctor!

Castellanos corrió y junto con Oliva iniciaron a aplicar la técnica de reanimación cardiopulmonar. “Junté mis manos y presioné su pecho. No recuerdo por cuánto tiempo pero fue eterno”, explicó Castellanos.

La ambulancia de los Bomberos Voluntarios ingresó en el penal a las 16:30 horas y los reos mencionaron que hubo complicaciones “porque no estaba permitido el ingreso”. Los socorristas lo entubaron y lograron acomodarlo para trasladarlo al Centro Médico Militar. El reporte oficial detalla que falleció de un paro cardiorespiratorio antes de llegar al hospital.

Depresión

El doctor Castañeda fue detenido el 20 de mayo de 2015 junto con otras 16 personas sindicados de aprobar y avalar el contrato irregular suscrito con la droguería Pisa de Guatemala, S. A., para proporcionar servicios de diálisis peritoneal.

El doctor Erwin Raúl Castañeda Pineda fue detenido en 2015.

El doctor Erwin Raúl Castañeda Pineda fue detenido en 2015.

Oliver de Ros

Foto:

A los pocos días de haber ingresado a la cárcel un reo le vaticinó a Castañeda que “iba a morir en menos de dos años”. “Ese día el doctor le respondió que 'mejor se mataba' antes de fallecer”, mencionó Oliva.

La depresión del médico por estar en prisión se agravó el 30 de diciembre de 2015 cuando le informaron que había muerto su mamá. Un día después obtuvo la autorización de ir al velorio y asistió acompañado de dos guardias.

El mes pasado durante una audiencia en el Tribunal Noveno Penal se sentó frente a los jueces y solicitó su libertad porque se acercaba el cumpleaños de una de sus tres hijas: “No vengo a pedir súplicas ni tampoco a misericordias, será responsabilidad del Estado a través de todos los que toman decisiones”. Los jueces le negaron la libertad condicional.

“Como amigo y colega de 35 años deseo que Erwin Castañeda sea recordado como maestro y médico dedicado”, agregó Oliva.

Litera

Luego de la muerte de Castañeda ningún reo quería ocupar la cama donde dormía. Fue Daniel Juan Pablo Pellecer Siliézar, el exempleado del Congreso que fue el chofer de la exvicepresidenta Roxana Baldetti, quien decidió dormir en esa litera.