Los rumores sobre la muerte de “Rocky”, un perro de raza rottweiler que mató a una niña en Santa Rosa y que dividió a los usuarios en las redes sociales por la condena de un juez a muerte por inyección letal, se confirmó hoy por la noche, jueves 10 de diciembre.

La activista Ingrid García, quien había promovido una marcha para mañana viernes 11 de diciembre, confirmó la muerte del can cuyo cuerpo está en un juzgado, para ser examinado.

Sí, es verdad, el perrito murió. Y, al parecer, murió envenenado, el dueño lo llevó al juzgado para ver qué procede ahora”, explicó García.

De momento, no saben quién pudo, supuestamente, haberlo envenenado; sin embargo, un grupo de enfurecidos vecinos había amenazado con acabar con la vida del perro, ya que las autoridades retrasaron la muerte de este, que estaba programada a inicios de mes.

El dueño de “Rocky”, Billy Ludwing Divas Medrano, explicó que pagó una multa de Q8 mil 700 por carecer de una licencia para tener a su mascota. Varios se habían unido a la campaña #SalvemosARocky, que generó opiniones a favor y en contra.