Luego de una investigación sistemática realizada por la Fiscalía de Sección Contra la Trata del Ministerio Público (MP) este martes se efectúan seis allanamientos en varios municipios del departamento de Guatemala, para desarticular una estructura criminal dedicada al tráfico ilícito de migrantes.

La denuncia ingresó a la Fiscalía Contra la Trata de Personas a través de la Embajada de los Estados Unidos en 2014, en la cual se evidenció que unas 500 personas de países asiáticos y africanos ingresan a EE.UU de manera ilegal, por medio de una red transnacional dedicada al tráfico de migrantes.

De acuerdo con las investigaciones previas, muchos de los agraviados provienen de países asiáticos como Banglades, Nepal, Pakistán e India; así como de Somalia y Eritrea, del continente africano.

Los integrantes de la estructura les cobran aproximadamente 2 mil 500 dólares a las víctimas por trasladarlos de Panamá a México. En Guatemala el grupo criminal se identifica con la clave: “Luis-Guatemala”.

El Juzgado de Mayor Riesgo, Grupo B, emitió al menos cuatro órdenes de captura por los delitos de tránsito ilegal de personas y asociación ilícita. Hasta el momento se reporta la aprehensión de Hugo Torres Asturias, supuesto cabecilla, así como Víctor Hugo Batres Abularach.

Los allanamientos cuentan con el apoyo de 14 auxiliares fiscales, 48 agentes de la PNC y 18 investigadores de la Unidad Especial de Investigación de la PNC agregados a la Embajada de EE.UU.